sábado, 3 de diciembre de 2011

Muchas gracias, Sr o Sra "Dummie"

Había acabado el Taller. Me encontraba solo en el aula porque Rosa se había tenido  que marchar con prisas .Leía las evaluaciones, casi todas favorables. Se referían  a temas generales de la organización (contenidos aprovechamiento, documentación y soporte pedagógico, organización, duración y valoración global). Luego venían los aspectos individuales sobre nivel de conocimientos, claridad en la exposición, metodología utilizada, accesibilidad y valoración global. Ahí siempre aparecía el Sr o la Sra "Dummie". ¡Un cinco en claridad…y un 6 en metodología!. Sé que mi dicción no es portentosa, que si duermo tres horas como ese día tal vez no coordine especialmente mis expresiones orales ni mi claridad mental. Pero entre tantas notas favorables…¿Qué te hice, porqué me maltrataste?. ¿Tal vez habías proyectado en mí una figura paterna despiadada o tuviste un mal día, o pensaste que te había mirado  mal?.

Siempre encuentro al Sr o a la Sra "Dummie". Y empiezo el taller buscándolos entre las caras de los asistentes. Unas son expresivas y se sincronizan con mis expresiones corporales. Otras son más difíciles de desentrañar y tal vez ocultan a quien será luego mi inflexible y definitivo  juez.
Y te lo agradezco Sr o Sra  "Dummie". Porque tú me haces mejor. Porque eres quien de verdad mejor me conoce.
Y porque espero encontrarte en cada taller al que acuda.
No me faltes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada