domingo, 8 de enero de 2012

Sanitarios “funcionarios” deseando producir más



Hace veintitantos años empezaba a trabajar como médico de familia. No eran tiempos tan difíciles como ahora, o al menos así me parecía, aunque las hipotecas alcanzaban el 16 % .Era R1 en el 83, recién llegado el PSOE, y aún  sonaban los ecos de Alma Ata y la reforma de la Medicina General propuesta por  Segovia de Arana en el Gobierno de la UCD. Pensaba entonces que era protagonista- con tantos otros- de una nueva época  acorde a los tiempos de cambio político y social. No me sentía “trabajador-funcionario”. Al contrario, mi empresa (INSALUD)  era la única  que conocía y dejé en ella -  como tantos- esfuerzos y sacrificios  sin  pedir recompensa salvo un salario escaso  en comparación al de otros colegas europeos. Entonces atendíamos a pacientes, y no a clientes, como los nuevos modelos de gestión propugnan actualmente.

Hoy estamos en crisis, y nos bajan el salario (realmente, en Madrid llevamos ya tres años con rebajas de salario, antes de que se reconociera la famosa crisis: aún espero que me paguen el  nivel IV de carrera profesional al que tengo derecho desde hace al menos 2 años) y nos harán trabajar media hora más al día en aras de mejorar la productividad. Bueno, en realidad esto significa que estaremos en deuda con nuestra empresa (SERMAS) en torno a unos  16 días al año y que los pagaremos fuera de nuestra jornada de trabajo. Sí, habéis acertado…trabajando en turno contrario, pongamos que, por ejemplo, para tapar huecos de compañeros enfermos. Si yo trabajo de 8 a 3 AM, algún día, además, trabajaré de 3 a 9  PM. ¿A que así seré más productivo?. Claro, trabajando 14 horas se produce más que  con 7 horas.
Imagino que algunos gestores  deben estar frotándose  las manos ahora que será más fácil  “gestionar y tapar huecos”. También, por qué no, algunos pacientes, como así lo han hecho saber en algunos foros y  Blogs.

En un afán colaborador, hago algunas propuestas para que realmente esas horas de más redunden en beneficio de mis pacientes y no sean motivo de atricción para los sanitarios. Obviamente, hablo desde mi perspectiva, porque habrá otras , tantas como médicos bajo esta carpa divina. Además, los  sindicatos también se mueven.

1.- Quiero fichar ¡ya!. Porque llego a mi centro  a las 8 AM cuando aún no lo han abierto y salgo –acabada la consulta, reunido con mi residente o/y estudiante, atendidos los avisos domiciliarios y hecha toda la “ burocracia” pendiente- muchos días a las 4,30-5,30 PM.
Y quiero que se me devuelvan las horas trabajadas de más.

2.- Las horas que “debemos” se pueden reutilizar en realizar actividades de formación no remuneradas, claro está, sean presenciales o a distancia. Actualmente dispongo de 6 días anuales para actividades de formación o asistencia a congresos  (sea docente o discente, incluso en mi misma empresa). Pero no es suficiente. ¡La última vez que participé como ponente en unas jornadas organizadas por mi empresa, casi no llego porque antes tuve que pasar consulta en mi centro!.La solución que he tomado es utilizar mis días de libre disposición y vacaciones para complementar dichas actividades.   
No estoy pidiendo suplente, ojo. Este año sólo lo he tenido en 15 días de mis vacaciones. El resto de días ha sido a “coste cero”: lo han sufrido mis compañeros y mis pacientes, claro 
está.

3.- Las horas que “debemos” se pueden reutilizar en realizar actividades de investigación no remuneradas.
A pesar de las dificultades descritas, al final de año, mi empresa me agradece que haya hecho tanta actividad docente e investigadora a costa de mis días libres, hecho que mi familia me reprocha, como es natural.

4.- Las horas que “debemos” se pueden destinar a realizar actividades en la comunidad. ¿No soy especialista en Medicina de Familia y Comunitaria?. Así participaré en talleres de educación sanitaria dirigidos  a pacientes, reuniones con figuras claves de la comunidad, asistencia a grupos de riesgo…

5.- Las horas que “debemos” se pueden destinar a realizar actividades en comisiones, grupos de trabajo,…propias de mi empresa. No sé por qué muchas reuniones son fuera de mi horario laboral y  se considera que las realizo por amor al arte o por “devoción y compromiso con la empresa”. Me las deben.

6.- Me encantaría disponer de mi despacho media hora más todos los días. El problema es que a las 3 PM mi compañera de la tarde “me echa” porque tiene que empezar a pasar su consulta. Por desgracia, los centros de salud están organizados para trabajar turnos de 7 horas  (de 8 a 15 h y de 14 a 21 h).

Estas son algunas propuestas. Deberé 16 horas al año, pero he calculado que mi empresa  me debe, por actividades realizadas fuera de mi horario, al menos 36 horas.
Estoy esperando que se me devuelvan.

Y a los pacientes encantados de que a los médicos se nos empiece  a considerar como “productores”, un aviso: no fabricamos clavos o zapatos (trabajos muy dignos), amigos, atendemos pacientes. Y no es lo mismo estar dos horas en consulta atendiendo pacientes que 3...o… 4...o...5…o…6 horas . Yo he conseguido tener menos demora  eliminando los veinte minutos sindicales utilizables para ir al baño y tomarme un café (y para tomar oxígeno antes de reanudar la consulta). ¡Ah, y ruego que se me añadan estos 20 minutos/día  a las horas de más que se me deben!.

Si es que somos unos señoritos...


8 comentarios:

  1. Uno de los problemas más graves que tenemos es, justamente el no entender que no es lo mismo trabajar con máquinas que con seres humanos.

    Jamás comprenderé lo en serio que se toma el descanso de los controladores aéreos o los pilotos (si supieses la cantida de ayuda técnica que tienen te daba algo) y lo poco en serio que nos tomamos en descanso de los médicos, que atiende a seres humanos.

    Dos aclaraciones, soy ingeniero, y estoy de acuerdo con los descansos de controladores y pilotos, pero .... digo yo, que con la vuestra también tendriamos que tenerlo en cuenta ....

    ResponderEliminar
  2. Una maravilla, esta entrada es una maravilla.
    Felicidades.
    J. Soler

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios. Vivimos momentos peligrosos,porque por afán de "echar una mano a la crisis", otros nos la van a echar al cuello.

    Un abrazo.
    Eduardo.

    ResponderEliminar
  4. La producción en salud es difícil de medir y fácil de falsear, pero más horas a piñón fijo seguro que no la incrementa. En cambio puede aumentar el gasto, por la cadena de fatiga-bloqueos-confusiones… Ya lo dejó claro Juana: no es lo mismo trabajar con máquinas que con seres humanos; y remacho: en este país de m… el trabajo intelectual está mecanizado para nuestra desgracia e improductividad. Podemos estar siete o diez horas sin “rendir” (no eficacia, no eficiencia) y ser plenamente competentes en la mitad de tiempo. Pero aquí prevalece la cantidad sobre la calidad, y así nos va (los menos productivos de la UE).
    ¡Ah!, y creo que es bueno intercalar un descanso en la faena… aunque solo sea por salud mental.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo , Jose Manuel.
    Y también en lo del descanso. Aunque quizás lo que algunos pacientes (pocos) y gestores (muchos) desearían es que llevara una sonda de orina puesta ,para así ser aún más productivo (bueno, mi agenda "de calidad" con huecos de 4, 5 y 8 minutos, casi lo aconseja).
    Un abrazo.
    Eduardo.

    ResponderEliminar
  6. ¿A quien pretenden engañar?:El único fin de aumentar la jornada laboral, no es hacernos trabajar mas sino hacernos cobrar menos.
    Una gran entrada que he difundido.Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Ignoran, además, qué significa “producir” en servicios sanitarios. Se volverá contra ellos, sin duda.
      Esto me anima a escribir la siguiente entrada…
      Un abrazo.
      Eduardo.

      Eliminar
  7. Aqui en Colombia pasado una grave crisis con la reforma a ley 100 Una reforma que de nuevo sigue llenando de burocracia el estado para darle de comer corrupción a gobernadores y alcaldes más de la que ya tienen, como dio de resultado la compra de consciencias de 8 millones que les acaba de aprobar este gobierno pícaro corrupto.

    ResponderEliminar