lunes, 26 de julio de 2010

¡Otro que se mete a ésto de los blogs!

Bueno, a todo se empieza, y de todo se aprende.
Pasados los cincuenta, tras 25 años de trabajo como médico de familia, aquí estamos. Hasta ahora creía tener un trabajo estable y ser un médico asistencial y docente aceptable. Aunque la Universidad nos rechazaba a los "GPs", yo me creía "todo un profesor" (sí, lo fui "asociado", ahora soy "colaborador clínico", también tutor de residentes (un R2) y dando clases por aquí y por allá) y en los papeles decía que trabajaba en un "Centro de Salud Universitario" (sí, así de rimbombante).
Pero poco a poco las cosas cambiaron. Primero mi residente (R4)  "me dejó por otro" (tutor, se entiende: le convenía más), después no vinieron R1 a mi centro, luego las sesiones en mi centro no funcionaban (y yo era el responsable),... En fin, que era obligado  cambiar el rumbo.
Y así estoy, tirado en este desván. Y aquí empezaré a curar mis heridas, a pasar el duelo por lo perdido, a recuperar la autoestima . Y para eso necesito tiempo, calma; y pensar. En voz alta, si es posible.

Y para impregnar emocionalmente el tiempo pasado, me despido de él con una canción de Carlos Berlanga , versionada por Enrique Urquijo  que espero os guste.

video

2 comentarios:

  1. Pues ya te tengo fichao, Eduardo. Espero te sea productivo esto del blog. Comienzas con fuerza... Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Enrique. Esto es emocionante , divertido y muy serio.Me conformaría con alcanzar la calidad de tu blog, que tengo entre mis preferidos.

    ResponderEliminar