lunes, 2 de mayo de 2011

Lo que los pacientes nos enseñan


Helena Shovelton  es una de las principales líderes de la    British Lung Foundation, organización sin ánimo de lucro cuyos  fines son promover la prevención y atención a las enfermedades respiratorias en el Reino Unido.

Recientemente tuve la oportunidad de escucharla en un Congreso  en París . El tema de la Mesa era: “¿Cómo podemos conseguir que el cuidado de la salud en las enfermedades respiratorias crónicas sea una prioridad ? ” . Con su aspecto de “señora –mayor –de-edad” (aunque era admirable  la claridad y fuerza de sus ideas), describía lo que su organización había conseguido en beneficio de los pacientes, muchas veces teniendo en contra a las  instituciones gubernamentales e incluso a la clase médica.
Hablaba de cómo habían conseguido atraer a políticos y médicos para conseguir los fines de su organización. Utilizaba la experiencia vivida con la EPOC.
Partía de la idea de que su lucha para prevenir y tratar  la EPOC en el Reino Unido había padecido  numerosos obstáculos. Decía que uno de los motivos era que esta  enfermedad tenía connotaciones negativas: era crónica, se asociaba a los estratos más desfavorecidos de la sociedad, los pacientes tenían sentimiento de culpa (“es por ser fumador”) … y no tenía difusión en la prensa …¡porque muchos periodistas eran fumadores!. También relataba que muchas veces se habían enfrentado  a  los clínicos  y, por  último,  que el nombre de EPOC (COPD en inglés) y los términos con él emparentados   eran difíciles de entender.  Utilizaba el ejemplo de la “crisis de asma” o el “ataque cardíaco”-  muy expresivos-  frente a la “exacerbación de EPOC”, término complejo para la mayoría de los pacientes.

Todo esto me provocaba un “deja vu” especial: manejo de enfermedades con poca tecnología y brillantez, pacientes “pobres”, peleas entre colegas del mismo ámbito (¡tres sociedades científicas de primaria todavía!), concepto de médico de familia no claro para el público (con denominaciones múltiples que confunden , como  médico general, o de atención primaria, no como lo de “cardiólogo, a secas”, sin confusiones terminológicas). ¿A qué os recuerda esto?.  
   
Shovelton explicaba la hoja de ruta de la British Lung Foundation para desarrollar sus campañas de apoyo a la lucha contra la EPOC. Y aprovechaba para aconsejar  al colectivo  médico cómo comunicar sus  ideas a la sociedad. Esto es lo que con más o menos  precisión conseguí transcribir de su mensaje:

1)    Busca un problema que pueda resolverse
2)    Persuade primero a los pacientes
3)    Manifiéstate con los pacientes y con todos los que te apoyan
4)    Después, acude al departamento de salud donde expondrás tu problema
5)    Explícale a los políticos que pueden conseguir una victoria rápida y fácil si solucionan tu demanda
6)    Háblale a los políticos en términos de lo que les va a costar … ¡y lo que ganarán con ello!
7)    Y a la hora de dar tu mensaje, …¡Bésales! (1).

Acabada su exposición, en seguida comencé  a hacer un paralelismo entre lo que ella había relatado acerca de la atención a la EPOC  y la situación de la Medicina de Familia en España. ¿No te parece que Miss Shovelton nos estaba señalando el camino?.

(1)  (KISS= “Keep it short and simple”= "Que sea corto y simple") .
  
Dedicado a nuestro ex-presi, Paulino Cubero, que pelea con todos nosotros por la  moratoria docente en Madrid.

4 comentarios:

  1. Buena idea. Lo retuiteo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Vicente. Y agradezco (¡y suerte!) que te hayas animado a colaborar en la somamFYC de todos como Vicepresidente.La experiencia y el buen hacer siempre nutren a las organizaciones.

    Un fuerte abrazo.
    Eduardo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada, todos en AP deberíamos aplicarlo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias. Si no hay nada como buscar la ayuda y colaboración de los pacientes.Y creer en ellos.Y es que, al final, tenemos objetivos comunes.
    Un abrazo.
    Eduardo.

    ResponderEliminar